youtube flickr twitter facebook

Pulgar y Llamazares, ponentes de la Ley para la Universalización del derecho a la asistencia sanitaria pública de IU que deberá elevarse al Congreso

14 de Febrero de 2017

Actualidad

La Comisión de Sanidad designó ayer lunes la ponencia de la Proposición de Ley para la Universalización del derecho a la asistencia sanitaria pública de Izquierda Unida, una propuesta de proposición de ley del artículo 87.2 de Constitución aprobada en la Junta General, con los votos a favor de la propia coalición, el PSOE y Podemos, los votos en contra del PP y las abstenciones de Foro Asturias y Ciudadanos.Una vez aprobada la ponencia, en la que por parte de IU desarrollarán los diputados Marta Pulgar y Gaspar Llamazares, volverá a ser sometida a votación en el pleno y enviada a Madrid, para ser defendida en el Congreso por tres diputados asturianos.

IU defendió esta modificación de la ley por razones de derechos humanos, por razones de salud pública, por razones de congruencia legislativa para  restablecer, de verdad,  “una cobertura universal que no excluya a nadie, ni por razón de raza ni de residencia” porque la salud, dijo Llamazares,  quien defendió la ley en su momento, “es un derecho fundamental”  y “nunca debería haberse mermado”.

A juicio de Llamazares, las comunidades autónomas –como hizo Asturias dando atención a los inmigrantes- pueden paliar los efectos de la exclusión, tanto de emigrantes como de otros colectivos, pero es necesario recomponerla a nivel del estado en su legislación general.

La ley   tiene por objeto universalizar la asistencia sanitaria pública, restableciendo en toda su plenitud el ámbito subjetivo general del derecho a la protección de la salud que fue profundamente alterado mediante el Real-Decreto ley 16/2012, tanto desde el punto de vista conceptual a través de la vuelta a la figura del “asegurado” como sujeto del derecho a la protección de la salud, exigiendo la suscripción de un convenio especial a quienes no puedan acceder a esa condición, dejando sin cobertura sanitaria directa a todos aquellos que no tengan ningún vínculo con la Seguridad Social, e incluso, a los descendientes de asegurados mayores de 26 años, cuyos ingresos superen un determinado límite que la norma no precisa, expulsando del sistema de cobertura sanitaria pública a los extranjeros sin permiso de residencia con las graves consecuencias que implica en términos de salud individual y pública.
 

© 2012 IZQUIERDA XUNIDA | Contacto
facebook twitter flickr youtube